:: HOMENAJE AL EMPEÑO Y SACRIFICIO

Por: Miguel S. Bayona Valentín, Ciudad de La Habana, Cuba.

Una historia se repite cada año con la llegada del 9 de febrero, fecha que marca una nueva etapa dentro de la acuariofilia cubana con la creación de “El Acuarista Cubano”. Por eso, somos pocos los aficionados que nos enorgullecemos al esperar un nuevo aniversario, no solo para felicitarnos, sino también para recordar nuestros pasos iniciales en la formación del club. Primero, la puesta en marcha de un foro en Internet que sirviera de herramienta para unificar a todos los acuaristas de Cuba y con ello poder intercambiar experiencias personales o información sobre los diversos temas del hobby. El foro, con el tiempo, aportó la experiencia y el capital humano para las primeras reuniones, donde terminó por consolidarse el sueño de crearse un club de acuaristas en la capital y otras provincias del país donde no existiesen.

Uno de los objetivos trazados por Roberto Petracini y Miguel S. Bayona, aun antes de que tomara forma el embrión de lo que hoy es el club, era el rescate de algunos importantes valores que, durante mucho tiempo fueron los máximos exponentes del hobby, tanto dentro como fuera de Cuba. Los primeros de una amplia agenda serían, Omar Iruela González, por su destacada labor en la desaparecida Asociación de Acuaristas de Cuba “AQUACUBA”, de la cual fue fundador y Presidente y Orlando “Cuco” Prieto, por su insistencia y perseverancia en el rescate de especies ornamentales casi desaparecidas después de la crisis de los años 90, además por todos los valores que concurren en su persona, educador, justo, solidario y amigo. Sabíamos que luego aparecerían otros que también han aportado mucho y lo siguen haciendo, pero que por distintas razones no confían en la continuidad del Club. A mi entender, es solo cuestión de tiempo.

Después de 6 años largos de trabajo, donde el club tuvo sus aciertos y desaciertos, llegaba un respiro. El 2011 arrancaba con una nueva Junta Directiva integrada por una mezcla de jóvenes y veteranos que parecía estar lista para salir de la severa crisis que afrontaba el club. Su primer reto sería romper la inercia negativa de los dos últimos años y borrar la mala imagen dejada por la directiva anterior. Para ello, antes de finalizar el año 2010, se le encomendó a Miguel S. Bayona la tarea de elaborar un plan de actividades a realizarse en el primer año de la nueva directiva, a petición de Enrique Rodríguez, el tesorero del club.

Entre las actividades propuestas estaban, retomar con seriedad el ciclo de conferencias que se venía impartiendo en años anteriores y la realización de dos eventos de gran envergadura: el postergado “Expo-Bettas 2010”, que sería reprogramado para mayo con el nombre de “Premios-Bettas 2011” y el 1er Concurso Fotográfico sobre Paisajismo Acuático “ACUA-SHOW 2011”, previsto para el mes de agosto. Además se incluyó en el cronograma, tres reuniones con un proyecto religioso-comunitario llamado “Sant´Egidio”, en las cuales se utilizaría el acuarismo como terapia de grupo para ayudar a la formación de un grupo de niños. Por último y no menos importante, la realización de una actividad para celebrar el 6to Aniversario del Club, dado que el festejo anterior se vio empañado y olvidado por los continuos problemas de organización y comunicación dentro de la Junta Directiva.

La actividad, sería algo modesta y consistiría de tres partes. Para comenzar, el Presidente del Club debía presentar un discurso introductorio, con una breve reseña histórica de los orígenes del club y los principales objetivos que se había trazado como meta para el 2011. Luego, se aprovecharía, para hacer la entrega de los carnet de ACPA y los reconocimientos a los más sobresalientes de año anterior (2010). Además de premiar con diplomas a los fundadores del club y los que permanecían por más de 3 y 5 años en él. También, la ocasión, se prestaba, para otorgar la condición de “Socio de Honor”, a Roberto Petracini, en reconocimiento a su destacada trayectoria en el mundo del acuarismo y por ser el principal artífice de la creación de este proyecto. De igual manera sucedería con Omar Iruela (Primer Presidente del Club “El Acuarista Cubano”), “Cuco” Prieto, Andrés Hurtado y Leopoldo Tápanes, todos merecedores de tal condición. Para el cierre, La Quinta de los Molinos, sede actual del Club, proponía el debate de un documental realizado por extranjeros de la Escuela de Radio Cine y Televisión, sobre la introducción del Clarias en Cuba.


Honor a quien honor merece
Como es lógico, y conociendo nuestro pasado, ninguna actividad escapa a la magia de la improvisación. Llegado el momento crucial y con la expectativa que se había creado entre los miembros, no se podía fallar. En el salón, había caras nuevas y todos se preguntaban quienes eran. Solo para mencionar algunos de los presentes, allí se encontraban, “MATILDE”, “ABREU” y “MELO”, tres famosos e importantes criadores de peces de la capital. Lo único a lamentar fue la no participación de Omar Iruela y Andrés, ambos tenían compromisos impostergables debido a las exigencias de sus trabajos. Para ello, Miguel S. Bayona sería el responsable de hacer la entrega de tal distinción, mientras Manuel Rodríguez estaba encargado de enviar a Roberto Petracini, el Diploma que lo avala como 1er Socio de Honor del Club “El Acuarista Cubano”.

La reunión comenzó con un poco de retrazo y los nervios se posaron sobre la nueva Junta Directiva, obligando al joven equipo a improvisar en muchas ocasiones. El Presidente omitió gran parte del discurso, dejando fuera la historia del Club y sus objetivos actuales, algo que todos esperaban escuchar en ese momento. Posteriormente, tal como se había planeado, se entregaron los carné de ACPA a un grupo de miembros. Los favorecidos, fueron los que asistieron con mayor frecuencia a las reuniones y llevaban un poco más de tiempo participando de las actividades del club. Luego se pasó a dar los reconocimientos a los que sobresalieron en el 2010, Alejandro Reyes, Jorge Casuso, Maikel O´Farri, Néstor Alonso, Oscar Villa, Miguel S. Bayona y Yudiley Maza (de Villa Clara), además de entregarse el resto de los diplomas, Alexis Martínez y Manuel Rodríguez con más de 3 años activos en el club y con 5 años, Alex Pérez y Miguel S. Bayona. Para los fundadores del Club también hubo su espacio, Daniel Rodríguez y Rafael Cardet, (Villa Clara), Alex Pérez y Miguel S. Bayona (La Habana) y los argentinos Roberto Petracini, Viviana Garber, Julio Martínez, Francisco Martínez y Daniel De Bonis.

Terminada esta parte, entrabamos en el plato fuerte de la actividad, los “Socios de Honor”. Viendo que eran más los ausentes que los presentes se decidió empezar por Roberto Petracini y posteriormente, Omar Iruela y Andrés Hurtado. Solo quedaban en la lista los “Engañados”, “Cuco” Prieto y Leopoldo Tápanes, a quienes tuve que mentir para que no descubrieran lo que se les había preparado. Primero se llamó a “Cuco” y automáticamente, fue recibido con una ovación tremenda, sinónimo del gran respeto que se le tiene. Luego fue el turno para Leopoldo, el que menos se lo esperaba. Sus ojos, abiertos a todo lo que daban, decían por si solos lo que pasaba por su cabeza. Una vez más, los presentes, comenzaron a aplaudir ya a todos los que habían sido premiados y dimos pase al debate del documental.

Un debate polémico
Por esos días finalizaba un taller sobre medio ambiente y al coincidir nuestra actividad con dicho evento, los representantes de “La Quinta de los Molinos”, nos pidieron debatir el mencionado video sin tiempo para que la nueva Junta Directiva lo pudiera analizar. Después de ver el tema del documental, un trabajo mediocre y poco ético, en el cual más que abordar con seriedad el tema del Clarias, se empeñaba en desacreditar y satirizar la verdadera razón de la introducción de la especie en el país, provocó la rápida reacción de varios que enseguida protestamos. El tema del Clarias es bastante polémico y a duras penas se toca en nuestros medios de comunicación, pero después de ser aclarada la situación, continuamos con el debate.

Un debate que comenzó caliente y donde se expuso con criterio, la preocupación por el daño que ocasiona dicha especie cuando es liberada indiscriminadamente en algunos embalses sin el mínimo de seguridad. Se dejó claro sobre los estragos que provoca el Clarias donde ha sido insertada y que pueden llevar a la desaparición de otras muchas especies, no solo endémicas de Cuba. Por citar un ejemplo, quizás uno de los más graves, el Manjuarí se ve amenazado, dia a dia y día a día y no solo por la pesca furtiva, sino por la presencia de esta especie invasora en las escasas áreas de reproducción, afectando así la existencia de nuestro mayor tesoro de la fauna dulceacuícola en la Ciénaga de Zapata.

En medio del debate, se hicieron propuestas para desarrollar un estudio del ciclo de maduración sexual y de alimentación del Clarias gariepinus, con el fin de ayudar a controlar de manera eficiente este pez. También se habló del cuidado y manejo de otras especie cubanas que deben ser protegidas por los acuaristas del Club. Se comentó, además, sobre el proyecto de rescate del manjuarí y otras especies en la Estación Hidrobiología “Felipe Poey” del Parque Nacional Ciénaga de Zapata, el cual puede tomarse como sólido ejemplo a seguir.

Agotado el tiempo y los comentarios, pasamos hacer un pequeño brindis por el 6to Aniversario, cerrando de esta manera una jornada bien intensa, la cual solo cumplió con una parte de mis expectativas, pero que presagiaba un buen arranque del Club en el 2011.

Leopoldo Tápanes esclarece algunas dudas de los miembros sobre el Clarias.
Diplomas de reconocimiento a los miembros destacados en el curso del año 2010
Braulio junto a los homenajeados "Cuco" Prieto (izq.) y Leopoldo Tápanes (der.).
Copyright (c) 2003-2012 de Aqua Cuba.
Los contenidos de esta página son © de Cuba en El Acuarista y podrán ser reproducidos mencionando URL y autor.
Hosting: El Acuarista. Diseño de páginas web: Miguel S. Bayona.